SOBRE HEGEL Y SCHOPENHAUER

Ludwig van Beethoven

El miércoles pasado intentamos, sin éxito, dar cuenta de la metafísica de Hegel en las dos horas de clase. No es sólo la dificultad de los conceptos hegelianos, dialéctica, idea, absoluto, espíritu subjetivo, espíritu objetivo, alienación, libertad y otros muchos, sino que a la dificultad anterior se añade la enorme extensión de la reflexión metafísica del autor de la Fenomenología del espíritu. Recomendé una lectura detenida de las páginas dedicadas a nuestro autor por Justus Hartnack en su Breve historia de la filosofía. Son pocas páginas pero suficientes para el objetivo de nuestro curso. Como no todos tenéis esa obra y no es fácil encontrarla actualmente en las librerías, he dejado adjunto a esta entrada un brevísimo resumen con los conceptos que se han explicado en clase. Si os sirven para aclarar alguno de estos conceptos daré por bien empleado el tiempo invertido.

Lo mismo ocurre con el pensamiento de Schopenhauer. Su obra principal consta de más de 1500 páginas, dato que nos previene contra la vana pretensión de explicar toda ella en la sesión de clase que le hemos vamos a dedicar. Pero podemos hacer una aproximación a su pensamiento y una invitación a la lectura de su obra, que si no es fácil porque nos exige conocer otros autores anteriores, encontraremos, sin embargo, ideas luminosas, descubrimientos sorprendentes, todo ello vertido en una prosa de exquisita calidad que puede apreciarse, si bien como escasa degustación, en los textos citados más abajo.

Las páginas que sobre Schopenhauer encontramos abajo se han escrito con el propósito de exponer las ideas centrales de su pensamiento metafísico. Recomendamos para aquel que desee saber más sobre este autor la obra de Safranski citada en la bibliografía en la que además de sorprendernos con el curioso personaje, asistiremos a la génesis y desarrollo de su pensamiento. Pero podemos disfrutar de su obra accediendo a libros menos voluminosos que El mundo como voluntad y representación, así La voluntad en la naturaleza, o, en otra temática, El arte de ser feliz explicado en cincuenta reglas para la vida. Hay ediciones en libros independientes de partes de sus obras, sobre el amor, la sexualidad, las mujeres, el arte, etc. Como él mismo propone, sus libros pueden leerse de la forma que elijamos, de la primera a la última página o picoteando de aquí y de allá.   Hegel  ,  Schopenhauer

 

This entry was posted in filosofía para adultos. Bookmark the permalink.

2 Responses to SOBRE HEGEL Y SCHOPENHAUER

  1. Rogelio says:

    LA FALACIA DE LA DIALÉCTICA. Opinión de un aficionado a la filosofía.
    Uno de los conceptos básicos de la lógica cuántica, que se opone radicalmente a la lógica dialéctica, es el vacio cuántico, origen de todo, cuya esencia es la síntesis de la materia (tesis) con la antimateria (pro-tesis) y NO con la negación de la materia (anti-tesis).
    • Lógica dialéctica: tesis / anti-tesis / síntesis.
    • Lógica cuántica: tesis / pro-tesis / síntesis.
    La Negación no está contenida en la Afirmación, la Nada no es lo mismo que el Todo, la síntesis no es una nueva idea, es tan solo un desarrollo de la auténtica idea que no es otra que la tesis, pero tanto la síntesis como la tesis pueden ser falsas o verdaderas, pero no las dos cosas a la vez.
    Dos formas de reconocer la verdad objetiva de las proposiciones: mediante la superioridad de sus resultados sistémicos y por la superación de las pruebas de la falsación (Popper).
    En contra de lo que piensan los idealistas, la verdad objetiva existe y es cognoscible por el Hombre, la verdad podrá ser compleja, complicada, múltiple, relativa, indeterminada, probabilística, etc, etc, y la forma de conocer humana condicionada por formas a priori, por antinomias de la razón, por estados emocionales, por falacias de la percepción, y todo lo que se quiera, pero el propio re-conocimiento de esos obstáculos y limitaciones hace que se puedan superar y que estemos cada vez más cerca de ella.
    Ejemplo de superación: hay físicos que comprenden y se manejan perfectamente en realidades de 11 dimensiones, que en nada se parecen a las formas a priori de espacio y tiempo.

  2. Rogelio says:

    EL “HOMBRE” COMO REPRESENTACIÓN Y VOLUNTAD
    Considerando los conceptos fundamentales de Representación y Voluntad de Schopenhauer, pero haciendo una interpretación libre de los mismos, llego a las siguientes conclusiones sobre la esencia de la naturaleza humana:
    A. La Voluntad y las necesidades volitivas están determinadas por unas bases genéticas y moduladas por un sistema de Representación individual, transmitido de forma cultural. En definitiva, se puede afirmar que la Voluntad individual es un reflejo, con más o menos variantes, del sistema de Representación cultural.
    B. El sistema de Representación, a la vez que modula la volición del sujeto colabora de forma determinante en la satisfacción de las necesidades y expectativas volitivas, mediante el ejercicio de la razón. Es decir, la Razón se pone al servicio de la Voluntad. La Voluntad, reflejo del sistema representacional, dota de sentido y significado a la Razón, a través del conocimiento y experiencia que posee y adquiere esta última.
    C. Razón y Voluntad se pro-ponen mutuamente (postulado de la lógica cuántica) y no se oponen entre sí (que sería el postulado de la lógica dialéctica).
    D. A nivel subjetivo y sin ánimo de exhaustividad, podemos clasificar la Voluntad en tres tipos:
    1. Voluntad de Ser: El hombre se reivindica y se reafirma a sí mismo en el vigorizante proceso de satisfacción de sus necesidades y expectativas volitivas, que no en el irrelevante resultado que puede resultar frustrante o doloroso. Voluntad de Ser: voluntad máxima limitada.
    2. Voluntad de Poder: tipo maximalista por exceso de la Voluntad de Ser, implica la satisfacción de la necesidad y expectativa volitiva de dominio de otros hombres (Platón, Hegel). Voluntad de Poder: voluntad máxima ilimitada.
    3. Voluntad de NO Ser: tipo minimalista por defecto de la Voluntad de Ser, implica una tendencia a la reducción de necesidades y expectativas volitivas (Schopenhauer). Se convierte en objetivo fácil de la Voluntad de poder. Voluntad de NO Ser: voluntad mínima.
    Relaciones relevantes entre las tres clases de voluntades:
    I. La Voluntad de Poder solo puede ser contrarrestada por una máxima Voluntad de Ser.
    II. La Voluntad de NO Ser es aparentemente inofensiva, pero debilita la Voluntad de Ser a la hora de oponerse a la Voluntad de Poder.
    III. Un exceso de Voluntad de NO Ser favorece la expansión de la Voluntad de Poder.

Comments are closed.