INTELIGENCIA Y TALENTO

 En la última clase hablamos de las grandes limitaciones del concepto de inteligencia a pesar del uso abusivo que de él se ha ido haciendo  a lo largo del siglo XX con la utilización masiva de los denominados test de inteligencia. En este afán crítico encontramos el libro de H. M. Enzensberger, premio Príncipe de Asturias de hace unos años, «En el laberinto ce la inteligencia» en el que de una forma, a veces irónica, pero siempre rigurosa saca a la luz las contradicciones, lagunas y espejismos del concepto de inteligencia y de su uso por los psicólogos.

A propósito de estos temas, Rogelio, alumno de este curso, contribuye con un comentario que me ha parecido interesante y valioso como para ubicarlo aquí como un artículo nuevo. Así pues, lo que viene a continuación son sus palabras:

En la clase del otro día se expuso con razón las limitaciones del concepto de INTELIGENCIA. ¿Deberíamos abandonar en Psicología el concepto de INTELIGENCIA?
Existe una fuerte tendencia en Psicología a abandonar el concepto de Inteligencia, debido a lo corto de su recorrido y por haber agotado todo su potencial sin haber realizado grandes aportaciones al avance psicológico y haber llevado a la Psicología Cognitiva a un callejón sin salida, a pesar de loables intentos como el de “Inteligencia Emocional” o “Inteligencia Creativa”.
Y el concepto que empieza a suplantarle con fuerza y éxito es el de Talento, entendido como la capacidad para establecer objetivos idóneos y como rendimiento en la consecución de dichos objetivos.
Podemos descomponer el Talento en tres partes:
1.- Conocimiento: información ordenada disponible para su uso y utilización, adquirida a través de la educación, la formación y la experiencia.
2.- Competencia: capacidades y habilidades, devenidas en comportamientos, que generan un desempeño exitoso en el establecimiento de objetivos y en su consecución.
3.- Motivación: estado emocional que genera energía interna para el establecimiento de objetivos adecuados y su consecución, conseguido a través del logro de resultados, la pertenencia a grupos y la administración del poder (McClelland).
Los tres componentes de la ecuación del Talento tienen una doble vertiente:
• Genética como capacidad máxima alcanzable y
• Cultural como desarrollo y potenciación de la capacidad genética.
Hay que hablar de dos tipos de Talentos, en función del número de sujetos:
• Individual, referido a un solo individuo.
• Colectivo, referido a una organización, grupo o sociedad.
Finalmente, comentar que la forma de medir el Talento no es a través de test ni herramientas similares, sino a través de:
1. La observación de la conducta, entendiendo como conducta aquello que una persona hace (hechos) y dice (lenguaje verbal y no verbal), NO aquello que una persona desea hacer o decir o que piensa que debería hacer o decir.
2. Los resultados obtenidos.

This entry was posted in Varios. Bookmark the permalink.

One Response to INTELIGENCIA Y TALENTO

  1. Rogelio says:

    LA TEORÍA DEL ELITISMO CULTURAL
    AXIOMAS PREVIOS
    1. No es entendible el Hombre sin cultura, por tanto el Hombre para ser Hombre necesita de una cultura que dote de contenido a su estructura genética o genoma
    2. La estructura genética o genoma es la misma para toda la humanidad, por tanto para todo Hombre por el simple hecho de ser Hombre.
    3. Las culturas no son iguales, y no son iguales ni en sus fundamentos (creencias, valores, costumbres, etc.), ni en sus agentes (educativos, políticos, económicos, etc.) ni en sus resultados (tecnológicos, artísticos, morales, etc.).
    HIPOTESIS TEORICA
    1. La relación entre fundamentos, agentes y resultados de una determinada cultura es la de “causa 1ª –causa 2ª – efecto”. La relación “causa-efecto” es modulada por condiciones externas, condiciones que influyen tanto en los resultados como en los agentes y, sobre todo, en los fundamentos.
    2. Se pueden jerarquizar las culturas en cada una de las materias que se juzgue, en función de los resultados en cada materia (ciencia, arte, economía, tecnología, moral, política, filosofía, etc.)
    COROLARIO PRIMERO sobre el Intercambio cultural
    1. El intercambio cultural de fundamentos y agentes sin control puede tanto mejorar como empeorar los resultados culturales, pues hay una relación directa entre fundamentos, agentes y resultados.
    2. Una cultura determinada que no quiera empeorar sus resultados en una determinada materia, debe conocer perfectamente cuáles son sus agentes y fundamentos culturales que los posibilitan para protegerlos de todo intercambio
    3. Una determinada cultura que quiera mejorar sus resultados en una materia concreta, debe analizar cuáles son los agentes y fundamentos culturales que posibilitan los buenos resultados de otras culturas y establecer los mecanismos de adaptación correspondientes.
    COROLARIO SEGUNDO sobre las culturas de segundo grado
    1. Las culturas capaces de realizar el ejercicio de análisis del corolario primero, son culturas de segundo grado, dando lugar al elitismo cultural que implica una superación del etnocentrismo sin caer en el relativismo ideológico ni en el transculturalismo
    2. El estudio de las culturas y su jerarquización corresponde a la Antropología y debe basarse en el relativismo metódico.
    COROLARIO FINAL sobre el pre-juicio
    1. La variedad individual dentro de cada cultura es tan amplia que jamás se debe pre-juzgar a un individuo por los fundamentos, agentes o resultados de la cultura a la que pertenece.

    Hasta dentro de dos miércoles, que el miércols que viene estoy de viaje. Saludos

Comments are closed.